Exgobernadora del Quidío acusada de corrupción

Por siete cargos de corrupción, la exgobernadora del Quindío, Sandra Paola Hurtado Palacio, dos exfuncionarios de su administración y dos ejecutivos de la empresa contratistas Inalcon; deberán presentarse ante la justicia.

El CTI de la Fiscalía capturó a los exfuncionarios: Jhon Edward Parra Peña, exdirector de análisis financiero y administrativo de la Gobernación de Quindío; y Jhon Faber Quintero Olaya, exsecretario de representación judicial y defensa de la Gobernación de Quindío.

En Bogotá, el CTI también capturó a José Carlos Vergara Mendoza, contratista de las obras y representante legal de la empresa Inalcon y a Sandra Jannette Forero Simijaca, gerente y representante legal suplente de Inalcon. Según las investigaciones, las cuatro personas, entre exfuncionarios y contratistas, estarían involucradas en supuestas anomalías en la adjudicación de cinco (5) contratos por valor de $20 mil millones de pesos, en los que se habría presentado el pago de coimas a servidores públicos por más de tres mil millones de pesos. Según la investigación de la Fiscalía, “la firma Inalcon, no tenía la idoneidad exigida por la ley y eso habría generado dificultades en el desarrollo del proceso contractual, por lo que los contratos fueron cedidos y se permitió la subcontratación, figuras que estaban prohibidas en las cláusulas legales”.

La Fiscalía identificó cinco contratos en los que se pagaron coimas: Un contrato por valor de $5.324 millones de pesos para la construcción y recuperación de los acueductos y obras de saneamiento básico en los municipios Córdoba, Filandia, Génova, Quimbaya y Salento, afectados por el fenómeno de la Niña en 2010 – 2011. Dos contratos de mantenimiento y recuperación de vías terciarias en Armenia, Buenavista, Calarcá, Circasia, Córdoba, Génova, Montenegro, Pijao y Quimbaya, por valor de 12.858 millones de pesos. Un convenio para la construcción de jardines infantiles en Quimbaya y Calarcá, que ascendían a 2.498 millones de pesos.

La Fiscalía aseguró que tiene “suficiente evidencia física y testimonial que da cuenta de múltiples irregularidades en el proceso de selección y adjudicación de los citados contratos. Todos quedaron en manos del mismo constructor, así como las consultorías previas, estudios de diagnóstico estructural, análisis de vulnerabilidad sísmica, diseño estructural y demás requerimientos complementarios”; todo a cambio del 15% de lo contratado. Según la Fiscalía, la exgobernadora del Quindío, Sandra Paola Hurtado Palacio; sus dos contratistas y los ejecutivos de Inalcon, habrían presuntamente cometido los delitos de Contrato sin cumplimiento de requisitos legales, Interés indebido en la celebración de contratos, Peculado por apropiación, Prevaricato por acción, Cohecho por dar u ofrecer, Falsedad ideológica en documento público y Concierto para delinquir agravado y por ello serán presentados ante un juez de control de garantías.